Exmilitar usa sus entrenamientos para conseguir a sus asaltantes, tardó menos de 24 horas

Exmilitar usa sus entrenamientos para conseguir a sus asaltantes, tardó menos de 24 horas

Todo empieza una mañana en que agentes policiales tocan a la casa del exmilitar Gareth Gingell. Al salir se entera de que su auto ha sido chocado en una calle vecina. Al revisar las cámaras de seguridad se percata de que los ladrones habían estado en su casa en tres ocasiones durante la noche. El exmilitar usa sus entrenamientos para conseguir a sus asaltantes. Tal como lo haría un detective en pleno ejercicio.

El exmilitar Gareth Gingell conociendo el protocolo en estos casos, decide usar su entrenamiento. Este joven de 30 años investiga entre sus vecinos y logra reconocer la ruta que usaron los maleantes. Sigue las pistas y logra dar con uno de los asaltantes. Michael Henderson, de 25 años que estaba armado con un cuchillo.

Gareth nunca pensó usar sus entrenamientos, pero logró quitarle el arma, detenerlo y pedir ayuda para llamar a la policía. Más adelante consigue a su cómplice Shawn Doolan, de 32 años. Ambos fueron declarados culpables y cumplen cadenas de 3 y 2 años.

Objetos Robados

Cabe destacar que estos jóvenes habían sustraído de la casa de Gingell una bicicleta, un televisor, una consola, una aspiradora y 200 dólares en efectivo. La víctima se dio cuenta del asalto cuando fue notificado del percance con auto. Pese al compromiso de la policía de investigar el caso, Gareth decidió poner en práctica su entrenamiento y sus habilidades militares para conseguir a sus asaltantes.

Reacción de la familia

Su esposa quedo impresionada, pues desconocía las habilidades militares de este trabajador de la tecnología. Por su parte, el alega que todo ese entrenamiento recibido por 6 años le sirvió. Sus destrezas en seguridad personal y orden público permitieron que este valiente hombre diera con el paradero de dos asaltantes de la zona.

En ocasiones la realidad supera la ficción que generalmente puedes ver en Hollywood. Pero historias como la de este héroe vale la pena contar.