¿Cómo actuar ante una bajada de tensión puntual?

¿Deseas saber qué hacer ante una bajada de tensión puntual? Si así es, encontraste el lugar indicado. Sigue leyendo que en este artículo te enseñaremos qué es dicha bajada y cómo actuar ante una situación de esta índole para estar informado y ayudar a quien lo necesite de manera sencilla.

¿Qué es una bajada de tensión puntual?

Primeramente para saber qué es la bajada de tensión puntual, hay que saber qué es la tensión. La tensión arterial es la presión de la sangre en la pared de las arterias, y a su vez, lleve por los vasos sanguíneos; oxígeno y nutrientes a todo el organismo. Por lo tanto, cuando disminuye la presión de momento, la persona sufre una bajada de tensión puntual.

La presión normal debe estar en 90/60mmHg la sistólica y 130/80mmHg la diastólica. Por lo tanto, cuando esos valores están bajos o fuera de lo normal, se produce una baja de la presión arterial.

Causas de una bajada de tensión puntual

Algunas causas que conduce a una bajada de tensión puntal o hipotensión son:

  • Después de comer mucho.
  • Cuando las temperaturas suben.
  • Por deshidratación.
  • Algunos fármacos, como los vasodilatadores o diuréticos.
  • Sangrado excesivo.
  • Algunas patologías como la diabetes, insuficiencia cardíaca o arritmias.

Síntomas de una bajada de tensión puntual

Algunos síntomas de una bajada de tensión son:

  • Cansancio.
  • Mareos.
  • Visión borrosa.
  • Vértigo.

¿Cómo actuar ante una bajada de tensión puntual?

En personas que no tengan síntomas, la bajada de tensión no es necesariamente peligrosa. Ahora, si se producen síntomas de una bajada de tensión puntual ya descritas, la forma de actuar será según los síntomas que se generen.

Por ejemplo, si la persona sufre de mareos, y a la vez desvanecimiento, se debe colocar a la persona en un lugar con sombra y colocarles las piernas en alto (es recomendable a unos 45°), así ayudará al organismo a enviar sangre al cerebro y corazón.

Y si la temperatura de la persona es alta, se debe colocar algo frío sobre la piel. Además, si está consciente  el paciente, se le puede suministrar alimentos energizantes como chocolate, café, té, una bebida azucarada o agua, para que suba la presión arterial. Sin embargo, si está inconsciente el paciente, nunca suministres alimento alguno. En este caso debes buscar a un médico, y más si no hay pulso o no respira.

Cómo puedes ver, la bajada de tensión puntual se puede tratar de varias formas. Por lo tanto, es conveniente estar informado de todos estos puntos para que puedas ayudar de manera sencilla a quien esté en esa situación y evitar alguna desgracia.