Consecuencias de la extracción de las amígdalas

¿Deseas conocer las consecuencias de la extracción de las amígdalas? Esta podría aumentar la vulnerabilidad a varias enfermedades respiratorias. Los médicos aconsejan la extracción de las amígdalas de niños para tratar los dolores persistentes de garganta.

El tejido linfático como una buena estructura,es como la primera barrera de defensa del sistema inmunitario para el tracto respiratorio de agentes patógenos. Pero, en los primeros años de vida suelen inflamarse, así trayendo molestias e ideas de extraerla.En la comunidad médica se considera que la ausencia de las amígdalas no afecta la salud en la edad adulta, por ello, optan por operarlas, ¿pero es realmente recomendable?

Consecuencias de la extracción de las amígdalas

Una investigación que fue publicada en JAMA Otolaryngology-Head &NeckSurgery dice que;“La extracción de las amígdalaspodría traer enfermedades en el futuro”. Y según otro estudio, los niños a los cuales les extrajeron las amígdalas y las adenoides antes de los 9 años de edad tenían, en años posteriores, tres veces más incidencias con enfermedades como:

  • Afecciones alérgicas.
  • Neumonía.

Además, las cirugías de extirpación buscaban mejorar y hasta curar las afecciones del paciente, pero éstas regresaban al poco tiempo de la intervención. Por lo que cualquier beneficio por un espacio corto de tiempo es poco comparándolo con los riesgos posteriores.

Por lo tanto, los expertos sugirieron evitar en lo posible (si no existen otros factores de riesgo), esos procedimientos cuando existen otros tratamientos disponibles, y que los médicos debían retrasar la cirugía el mayor tiempo posible para que se desarrollaran las inmunidades del niño.

Tratamientos alternativos

Para quitar cualquier afección en la garganta persistente sin llegar a la extracción de las amígdalas, se debe tomar en cuenta los siguientes tratamientos.

  • Comer helados o tomar líquidos fríos.
  • Ingerir bebidas tibias (nunca calientes), y suaves.
  • Hacer gárgaras de agua tibia con sal.
  • Comer caramelos especiales para la inflamación.
  • No dejar que la garganta se enfrié, así colocándose bufandas.
  • Consumir alimentos que sean ricos en vitamina C.
  • Evitar consumir alimentos que sean picantes o irritantes.

Los medicamentos que seanantibióticos y analgésicos podrían sugerirse para aliviar temporalmente los síntomas. Pero, es muy importante que sean administradospor supervisión médica, y averiguando anteriormente si existen efectos secundarios oriesgos.

En conclusión, las amígdalas ayudan a prevenir enfermedades de índole respiratoria. Los estudios dicen que la extracción de la misma podría incrementar el riesgo de infecciones respiratorias, y aunque se necesitan aún más estudios o evidencias para confirmar la relación, lo mejor es ver otros tratamientos si ya se ha determinado una cirugía.