Esta es la importante razón por la que no deberías usar zapatos dentro de la casa

El problema no está en dejar sucio el piso cuando llevamos los zapatos dentro de la casa, sino que estas pueden ser peligrosas para nuestra salud, y en el peor de los casos producir la muerte. Por eso te mostraremos la importante razón por la que no deberías usar zapatos dentro de la casa

Según algunos estudios, en cada uno de nuestros zapatos encontramos más de medio millón de bacterias. Y esto es algo en lo que nosotros no pensamos cuando caminamos con ellos por nuestra casa.

E. coli

Entre esas bacterias encontramos a la E. coli, esta es una bacteria intestinal muy común. Según algunos estudios, la podemos encontrar en el 27% de todos los zapatos ya usados.

Es que con ellos pisamos excremento de pájaro, perro y también las bacterias que encontramos en los baños públicos. Si dejamos que esta entre con la suciedad, esta puede mezclarse con nuestra comida si no tomamos las precauciones necesarias, y como consecuencia se puede introducir en nuestro cuerpo, causándonos mucho daño.

Esta bacteria causa vómitos, diarrea, infecciones, puede llegar a causar meningitis  y hasta incluso la muerte. Recuerda que mientras más débil este nuestro cuerpo y también nuestro sistema inmunológico más letal será esta bacteria en nuestro organismo.

también te puede interesar  Todos rechazan a Daniel por tener síndrome de Down

Productos químicos y toxinas

Los productos químicos y las toxinas las usamos con fines de provecho, pues estas se encuentran en los productos que usamos a diario, estos contienen diferentes cantidades de toxinas y químicos.

Recuerda que si cargamos puestos los zapatos en la casa podemos ayudar a que estas toxinas y residuos de productos químicos se cuelen en nuestro comedor.

Por ejemplo, cuando llueve y nos encontramos en la calle, el agua de la lluvia se mezcla con la gasolina y otros químicos, estos se pegan en nuestros zapatos, y a su vez nosotros mismos los introducimos en nuestro hogar.

Debemos prevenir lo más que podamos para no convertirnos en victimas de nuestra propia ignorancia, y una manera de hacerlo es no usando zapatos en nuestra casa.