Fotógrafo enfoca su cámara al hielo – mira lo que sucede unos minutos después

El fotógrafo James Balog y su equipo estaban estudiando un glaciar y sus cámaras captaron algo insólito. Este popular fotógrafo enfoca su cámara al hielo y mira lo que sucede unos minutos después.

Este acontecimiento tuvo lugar en Groenlandia, en donde James y sus amigos estaban recopilando unas imágenes las cuales habían captado con sus cámaras, tomaban fotos por todo el círculo polar ártico durante algunos años.

James y su equipo seleccionaban las imágenes que usarían en su documental, pero ninguno de ellos estaba preparado para ver lo siguiente.

Cabe destacar que, aunque James Balog es un fotógrafo especializado en captar a la naturaleza, nunca había creído en los cambios climáticos. De hecho, este había desafiado a los científicos sobre los cambios climáticos.

No fue que hasta el 2005 cuando James se dio cuenta de que algo no encajaba.

Durante una de sus expediciones de National Geographic en el ártico, este mismo comprobó, el gran daño que el hombre le ha causado a la naturaleza.

Comparte sus imágenes en su canal de tv

Unos 10 años después este, se estrenó en  su propio documental “Chasing Ice” (persiguiendo al hielo), en donde se dedicó especialmente a mostrar el deshielo de los glaciares con un gran ejercito de cámaras.

Fue así como el mismo consiguió captar las mejores y más espectaculares imágenes jamás grabadas.

En tan solo 1 hora con 15 minutos, James y su equipo observaron como un glaciar del tamaño de la mitad de manhattan caía al océano.

Este fue uno de los acontecimientos más históricos, y fue registrado en el libro Guinness de los records en el que mostro lo grave que es la situación con respecto a los cambios climáticos. Este es uno de los desastre sin precedentes, que lamentablemente afecta tanto la vida humana como la animal.

Es lamentable también que, en el futuro nos vayamos a enfrentar a un desastre mucho mayor si no disminuimos a cero las emisiones causadas por maquinarias industriales. Pero debemos ver el lado positivo, aún estamos a tiempo de prever este desastre.