Policía investiga terrible abuso de niño de 1 año en la guardería

El terrible abuso de un niño no se perdona y mucho menos a un menor de edad. Esta es la terrible historia de un pequeño que sufrió terriblemente por culpa de la negligencia de unos pocos.

Jesse era una pequeña que frecuentaba el kiddergarden hasta que un extraño día dejo a todos asombrados. Un lugar que era seguro para todos, tuvo un grave desencuentro cuando dos pequeños decidieron ponerse agresivos.

Terrible abuso a un niño nos deja a tos boquiaviertas

Según narran las maestras, era un día como otro en el kínder y todo se desarrollaba con naturalidad cuando de repente comienzan a notar un comportamiento poco agradable. Se encontraban en la sala de juegos Jesse y Griffin. Ambos niños tenían poco tiempo de conocerse pues jesse no era de las alumnas con más tiempo en el lugar.

Todos corrieron e intentaron separar aquella escena de terrible abuso a un niño, pero ya era un poco tarde. La pequeña Jesse quería un juguete que tenía el Griffin y comenzó a golpearlo fuertemente y rasguñarlo en su rostro. Aquella golpiza se salió de control dejando al pobre Griffin con las peores consecuencias.

Aquel pequeño no tenía como defenderse de las fuertes agresiones de su compañera, relatan las maestras y tuvieron que tomar medidas rápidamente para evitar el descontrol.

Madre demanda por terrible abuso a un niño

Cuando su madre acude a buscar al pequeño lo encuentra todo lleno de moretones y rasguños. Ella no sabía que se iba encontrar con una escena que cambiaría sus decisiones desde ese instante. Con una demanda y un caso que aún no termina de resolverse, se nota el descuido y la falta de atención de un centro de formación que sin duda ya no será la mejor opción para muchas madres.

Lo cierto es que en cuanto a Jess, una niña inocente que se notaba bastante frágil y poco agresiva, no se han tomado ningún tipo de medida para evitar su comportamiento, siendo este el principal fallo de la institución. Esperemos el terrible abuso a un niño no vuelva a ocurrir y que el pequeño Griffin mejore rapidamente.