Saltar al contenido
Descubrelos

Remedios Caseros para las Hemorroides Inflamadas

Este es un problema que se le presenta a la mayoría de las personas, se calcula que un 75% de ellas lo experimentan una vez en su vida. Pero quizás te preguntes ¿Qué son las hemorroides? Bueno estas son venas que se inflaman en la parte del recto y del ano, mayormente las podemos encontrar en la parte interna o externa del mismo.

Para que tengas un panorama más amplio algunos de los síntomas de estas hemorroides pueden ser dolor, picazón, sangrado rectal entre otros. Estas pueden durar varias semanas sin embargo pueden desparecer por si solas, pero para que el proceso sea más tolerable te mostraremos algunos de los remedios caseros que puedes utilizar.

7 Remedios caseros para las Hemorroides

El Aloe Vera

Lleva años siendo uno de los mejores remedios caseros para combatir las hemorroides o aliviar el dolor, ya que tiene propiedades que son antiinflamatorias que te ayudan a bajar la irritación que pudieras tener. Mayormente se utiliza el gel solo aplicándolo en el área de manera suave.

El aloe vera lo puedes obtener directamente de la hoja de la planta, incluso puedes refrigerarla para que al momento de aplicarla sea más reconfortante. Sin embargo antes de utilizarlo procura que no seas alérgico pues muchas personas (las que son alérgicas al ajo o la cebolla) no les serán favorable.

también te puede interesar  Remedios herbales para mejorar la digestión de manera natural

Las toallitas Relajantes

El área afectada estará muy sensible por lo que utilizar papel higiénico luego de cada evacuación pudiera presentar un problema e incomodidad. En cambio de esto puedes usar toallitas húmedas para limpiarte y así no causarás irritación.

Un dato interesante es que te asegures de que las toallitas que elijas no contengan alcohol u otros perfumes ya que esto pudiera agravar el área afectada. En cambio puedes elegir toallitas que contengan ingredientes más naturales como el aloe vera.

El Hamamelis

Los dos síntomas que siempre prevalecen son el dolor y la picazón por lo que el hamamelis es ideal como un antiinflamatorio totalmente natural que te ayuda a controlar la hinchazón en el área afectada.

Este ingrediente lo puedes conseguir en dos presentaciones, puede ser en toallitas húmedas o en jabón. O también está la opción de que lo consigas de forma líquida y lo apliques directamente en el área.

Los Baños Tibios con Sales

Estos baños te pueden ayudar a reducir o bajar la irritación por completo ya que principalmente este es su objetivo. Se pueden utilizar baños de asiento en donde un recipiente plástico queda dentro del sanitario o también tienes la opción de tomar un baño de cuerpo completo en la tina.

De acuerdo con la universidad de Harvard Health se recomienda tomar un baño tibio de unos 20 minutos después de cada evacuación intestinal, esto te ayudará a reducir el dolor de una manera muy efectiva, luego de esto también puedes aplicar aloe vera o hamamelis.

La Compresas Frías

Cuando la hinchazón e irritación es mucha puedes aplicar compresas frías en el ano por un tiempo de unos 15 minutos, lo que te ayudará a sentirte mejor. Esto se puede aplicar cuando ya el caso de hemorroides es muy avanzado o están muy grandes y dolorosas.

también te puede interesar  ¿Hongos en los pies? Desate de ellos

Solo debes colocar un poco de hielo en una toalla de papel o tela y presionarlo en el área. Es importante que recuerdes no colocar el hielo directamente en la zona afectada porque esto podría causarte el efecto contrario, es decir más dolor.

La Ropa de Algodón Holgada

Aquí nos referimos principalmente a la ropa interior ya que esta aunque no lo creas puede causar un efecto positivo si se elige de la mejor manera. Tratemos de que sea de algodón y holgada ya que esto te ayudará a aliviar los síntomas pues no habrá demasiada fricción en el área.

También recuerda no utilizar detergentes muy concentrados o perfumados, es preferible que la ropa interior no tenga ningún olor.

Los alimentos que contengan fibra

Durante los días que presentes la molestias y dolor puedes consumir alimentos que tengan un alto grado en fibra ya que esto ayuda a que las heces se vuelvan más blandas y hacen que su salida a la hora de la evacuación sea más fácil y menos dolorosa.

Algunos de los alimentos que contienen fibra son los cereales, la avena, incluso las frutas como el cambur que son muy convenientes en estos casos, la lechosa entre otros. Puedes hacer un batido de frutas con yogurt o leche incluyendo alguna de estas frutas mencionadas y te servirá como un laxante además de que te alimentará.

también te puede interesar  Remedio de aguacate para los piojos; un excelente remedio casero para eliminar todo rastro de piojos

Una recomendación es no ingerir alimentos muy condimentados o picantes ya que esto podría ser perjudicial, y también recomendamos no hacer demasiada fuerza al momento de la evacuación puesto que esto pudiera provocar la aparición de más hemorroides.

Cómo se pueden Prevenir la Hemorroides

Es de suma importancia que estés totalmente informado en cuanto a este tema pues te ayudará a no llegar al límite de que alguna vez padezcas de hemorroides. Por otro lado si llegas a sufrir de esto los remedios caseros antes mencionados de seguro que te serán de mucho provecho.

Y si hablamos de la prevención de las hemorroides, es muy fácil.

  • Solo debes llevar un estilo de vida activo en todos los sentidos, puedes hacer alguna actividad física pues esto ayuda a que todo tu organismo se mantenga en marcha correctamente.
  • También puedes comer sanamente, es decir más alimentos que contengan fibra ya que este componente actúa directamente en nuestro intestino.
  • También debes mantenerte bien hidratado e ingerir la cantidad necesaria de agua para tu cuerpo, esto te ayudará a que tu proceso digestivo sea más rápido y ayudas a evitar el estreñimiento que es la principal causa de las hemorroides.
  • Es importante que tengas presente que la manera más efectiva para evitar el estreñimiento que lleva a la hemorroide es ir al baño en el momento que sientas la necesidad de hacerlo, ya que si retrasas este proceso haces que los intestinos absorban agua lo que hace más difícil la evacuación posteriormente.