Saltar al contenido
Descubrelos

¡Conoce este remedio casero para los hongos en la piel que está haciendo milagros en todo el mundo!

¡Conoce este remedio casero para los hongos en la piel que está haciendo milagros en todo el mundo!

Los hongos en la piel son un tipo de infección micótica que resulta ser bastante común; de hecho, es más común de lo que muchos piensan. Son fáciles de detectar, aunque en ocasiones, sobre todo durante los primeros días, podemos llegar a confundirlos con otros tipos de infección. Tratarlos es algo relativamente fácil, sin embargo, puede llevar algunos días e inclusive semanas; dependiendo claro de la intensidad de la infección. Es por ello que aquí en Descúbrelos queremos echarte una mano para que te deshagas con facilidad de este problema; ven y conoce este remedio casero para los hongos en la piel que está haciendo milagros en todo el mundo.

¡Conoce este remedio casero para los hongos en la piel que está haciendo milagros en todo el mundo!

Remedio casero para los hongos en la piel

Este remedio casero para los hongos en la piel no solo es efectivo sino que es muy fácil de hacer; de hecho, solo tomará un poco de tu tiempo, tanto elaborarlo como aplicarlo. Para preparar este remedio casero para los hongos en la piel solo necesitaremos aproximadamente 150 gramos de bicarbonato de sodio y un poco de agua.

¡Conoce este remedio casero para los hongos en la piel que está haciendo milagros en todo el mundo!

Una vez que tengas el bicarbonato de sodio necesitarás preparar una especie de pasta; para ello solo ve agregando agua poco a poco al bicarbonato de sodio. A medida que agregas el agua deberás ir moviendo la mezcla hasta que veas que se forma una especie de pasta.

también te puede interesar  Remedios con vitamina C para superar los resfriados

¡Conoce este remedio casero para los hongos en la piel que está haciendo milagros en todo el mundo!

Ahora solo deberás aplicar esa pasta en el área del cuerpo en donde tienes el hongo; debes dejarlo de 10 a 15 minutos; posteriormente deberás lavar con agua y secar de forma rápida. Evita en lo posible que el área quede húmeda, ya que esto ayuda a los hongos a proliferar más rápido. Deberás aplicar este método cada 12 horas; lo recomendable es que lo hagas una vez en la mañana y una vez en la noche.