Saltar al contenido
Descubrelos

Alimentación mas adecuada para los niños hoy

Alimentación mas adecuada para los niños hoy

Para los niños es indispensable tener una alimentación equilibrada y sana para el crecimiento óptimo y apropiado de su organismo, sus hábitos alimenticios no solo influyen en el peso y la talla de los mismos según la edad, sino que también causan un impacto directo es su estado de salud, a través de su balance de colesterol y triglicéridos.

La buena y adecuada alimentación para los niños es aquella que esta balanceada, suficiente y variada. La meta de una correcta alimentación en el caso específico de los infantes es que su cuerpo pueda desarrollarse correctamente para tener un crecimiento adecuado. Debemos suministrarle el combustible necesario para que puedan llegar a la tela y peso que corresponde a su edad de manera saludable.

Un niño es aprendiz en cualquier tema, así que debemos enseñarle como en cualquier otro caso como alimentarse adecuadamente. Tenemos que enseñarle a comer, con cierta autoridad en el proceso de aprendizaje a través de cualquier representante responsable. El individuo tiene que comer de todo, claro no en cantidades excesivas ya que a veces cometemos ese error al darle más de lo que se debe.

Te recomendamos:Películas que deberás ver con tu pareja para tener una noche diferente

Las proteínas son nutrientes que lastimosamente están sobrevalorados, puesto que la mayoría de personas piensan que el nutriente principal son las proteínas, y están equivocados, pues hay 6 nutrientes y los 6 tienen el mismo grado de importancia. Un exceso de proteína va vinculado directamente con el exceso de grasa, en las carnes el huevo y el jamón podemos encontrarlas, pero ahí también encontramos alta cantidad de grasa y colesterol, lo que podría llevar a un problema de obesidad.

también te puede interesar  Examen físico de primeros auxilios ¿cómo se realiza?

¿Qué ocurre cuando en su alimentación los niños consumen demasiados hidratos de carbono?

Cuando los niños empiezan a consumir de manera exagerada un alimento, este siempre será procesado por el cuerpo como grasa, debido a que el mismo no elimina todo lo que sobra. El cuerpo como prevención en momentos de carencia, cuando observa sustancias sobrantes, tiene gran disposición a reservar. Un exceso de hidratos de carbono o proteínas en la alimentación de un infante el cuerpo lo asimilara en forma de grasa que favorece a la obesidad.

La  mitad del plato de los niños en principio debe llenarse con alimentos ricos en hidrato de carbono, esto quiere decir: pasta, pan, arroz… alrededor de un 15 % debe integrarse por alimentos proteicos. El resto debe completarse con grasa, que se encuentra en los aceites y frutos secos.