Saltar al contenido
Descubrelos

Mascarilla de avena para una piel radiante

En el tema del cutis, la avena es un componente asombroso para repararlo. Esto es gracias a todos los nutrientes que tiene. Sabemos bien que la piel sana depende mucho de nuestra alimentación, pero es algo que no podemos limitarnos a tratar sólo desde adentro. Nuestro cutis es un reflejo hacia el resto de las personas de nuestra salud. Para lograr reflejar salud, debemos tener un rostro radiante. Y si queremos eso, debemos tener buenos hábitos alimenticios junto a un buen tratamiento externo para la piel. La avena tiene propiedades exfoliantes, que eliminan las células muertas y la hacen lucir más joven. Ahora veamos qué necesitamos para preparar esta excelente mascarilla de avena para cuidar de nuestra piel.

Ingredientes y preparación para la mascarilla de avena

Para preparar esta mascarilla de avena necesitaremos tres ingredientes que cualquiera tiene en su hogar. Avena en polvo, miel y limón. Lo primero que haremos será calentar 3 cucharadas de miel sin excedernos, podemos calentarla en el microondas por unos 5 o 10 segundos. Añadiremos dos cucharadas de la harina de nuestro cereal y una cucharada de jugo de limón colado. Mezclaremos hasta obtener un resultado pastoso y homogéneo.

también te puede interesar  Obesidad infantil: ¿Qué dieta puede hacer un niño con sobrepeso?

Aplicación y tratamiento

Una vez tengamos nuestra pasta podremos aplicar la mascarilla de avena. Si deseamos podemos aplicarla en cuellos y hombros, no sólo en nuestro rostro. La dejaremos actuar durante una hora completa y luego lavaremos con mucha agua tibia. Para lograr obtener mejores resultados, podemos aplicar crema hidratante justo después.

Como ya mencionamos, la avena es ideal para remedios caseros por sus propiedades exfoliantes. El problema con la exfoliación es que el abuso de ella acabará resecando nuestra piel y mostrándola quebradiza. No debemos emplear esta mascarilla más de dos veces cada semana. De hecho, dos veces debe ser tomado como el tope en lo absoluto. Con un uso semanal estaremos completamente bien.

Nuestra piel es algo sumamente importante, es el órgano más difícil de cuidar, es bueno que le demos un trato especial y esta mascarilla podría ser el comienzo para ese hábito.

Quizás te puedan interesar estos otros artículos:

Mascarilla de miel para combatir el acné

La miel: dulce néctar y gran medicina

Acaba con la tos usando este increíble jarabe casero de miel con limón