Saltar al contenido
Descubrelos

Tratamiento Hepatitis B: Diagnóstico y Remedios

Tratamiento Hepatitis B Diagnostico y Remedios

La hepatitis B es una de las infecciones o enfermedades hepáticas más graves causada por un virus de gran poder llamado el virus de la hepatitis B (VHB). Para algunas personas, esta enfermedad se convierte en una infección crónica, por ende, se convierte en una situación que puede durar hasta más de seis meses. Tener la hepatitis B crónica, hacer crecer la posibilidad de contraer insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis, además de causar cicatrices de por vida en el hígado.

Comúnmente, los adultos que son infectados con la hepatitis B se recuperan por completo, incluso si muestran los signos y síntomas que más graves son. En cambio, Los bebés y niños podrían contraer o son más propensos a tener la infección crónica durante más tiempo. Todo esto puede ser combatido con la vacuna de la hepatitis B, pero no hay una cura en contra de la misma si ya padeces de la enfermedad. Es preferible que tomes ciertas precauciones para evitar infectar a otros.

Causas

La hepatitis B es aquella enfermedad causada por el Virus del VHB como mencionamos anteriormente, y este virus es capaz de trasmitirse (y su principal manera de propagarse) es a través de la sangre, el semen u otros líquidos corporales. Esta no se promueve por estornudar o toser como muchos consideran.

Las formas más eficaces de trasmisión que posee la hepatitis B son:

  • Contacto sexual: Se puede contraer la hepatitis B si se ha tenido relaciones sexuales sin el uso de la protección con una persona infectada, además de también poder trasmitirse por la sangre, la saliva, el semen o las secreciones vaginales que entran en el cuerpo del que no se haya infectado.
  • Por compartir agujas: La hepatitis B puede ser trasferida de un cuerpo a otro de manera sencilla mediante las agujas y jeringas que se encuentren contaminadas con la sangre infectada. También es importante recalcar que compartir instrumentos de drogas intravenosas puede hacer crecer el riesgo de contraer la enfermedad.
  • Pinchazos accidentales de aguja: Este virus de la hepatitis B es generalmente una preocupación constante para aquellos trabajadores del área del cuidado de la salud, y a todas aquellas que puedan entrar en contacto o manejo de la sangre humana, como los doctores en general.
  • De madre a hijo: Este caso puede ser común entre las mujeres embarazadas que contraen el virus en ese estado, esto sucedería durante el parto del niño. De todas maneras, es posible que el niño sea vacunado para así poder evitar que se infecte, lo cual ocurre en casi todos los casos. Si deseas estar segura, pídele a un médico que te haga un chequeo para verificar si posees la hepatitis B.
también te puede interesar  ¿Cómo se relaciona el desaseo y la sarna?

Síntomas de la hepatitis B

Dependiendo de la persona, los sistemas de la hepatitis B puede ser más leves o más graves entre cada una de las víctimas. Normalmente, estos síntomas o signos aparecen de uno a cuatro meses después de haber caído en la infección, aunque existe la probabilidad de que se ven apenas las dos semanas después de la infección. Puede que los niños pequeños o algunos adultos no tengan ningún síntoma.

Los signos o síntomas de la hepatitis B son:

  • Color o pigmentación amarillenta en la piel y en la ictericia del ojo (o parte blanca).
  • Dolor articular.
  • Vómitos y náuseas fuertes.
  • Orina de tono oscuro.
  • Fiebre.
  • Dolor abdominal.
  • Perdida del apetito.
  • Fatiga y debilidad del cuerpo.

Tratamientos en contra de la hepatitis B

Tratamiento para prevenir la infección de la Hepatitis B después de la exposición: Si tienes conocimientos o notaste que pudiste haber sido expuesto al virus de la hepatitis B, y no sabes si tienes la vacuna en contra de la misma, entonces ve a un médico de inmediato. Este te administrará una inyección de inmunoglobulina, o un anticuerpo, que, después de las 12 horas de ser expuesto, podrá ayudar a protegerte de contraer como tal el virus. Ya que esto es solo un escudo temporal, deberás de asegurarte de recibir cuanto antes la vacuna contra la hepatitis B.

Tratamiento para la infección aguda de la Hepatitis B: Si has sido diagnosticado con la hepatitis B aguda (es decir, que desaparecerá por su cuenta), entonces no será necesario que pases por algún tratamiento. Lo que deberás mantener en mente, es que tal vez el médico te recomiende tomar un descanso, mantener buenos hábitos alimenticios y tomar mucha agua, lo que permitirá a tu cuerpo combatir la infección. En los casos más graves, se necesitará administrar medicamentos antivirales o permanecer en un hospital para evitar problemas.

Tratamiento para la infección crónica de la Hepatitis B: Es muy común que haya personas que posean hepatitis B de manera crónica, lo que amerita que tenga un tratamiento durante toda la vida. Este tratamiento consistirá en evitar y ayudar a reducir el riesgo de complicaciones o sufrir algún padecimiento hepático, además de también poder evitar que otros alrededor de la persona se contagien. Este tratamiento puede variar de las siguientes maneras:

también te puede interesar  Obesidad infantil: ¿Qué dieta puede hacer un niño con sobrepeso?
  • Medicamentos antivirales: Estos medicamentos pueden comprender entre el Tenofovir, el adefovir, la lamivudina, el entecavir y la telbivudina, lo que dará un camino más sencillo a combatir el virus y a reducir la capacidad que posee de estropear el hígado. Todos estos medicamentos se consumen por vía oral, y deben de ser mandados por un médico, así que ve a pedir una cita.
  • Inyecciones de interferón: La inyección de el interferón alfa-2b se conocen como una versión producida por el hombre de un producto que crea el cuerpo para pelear en contra de las infecciones. Esta se usa, generalmente, para intimar las personas jóvenes que posean el virus del hepatitis B, que además requerirán de un tratamiento de largo plazo, o que son mujeres que podrían querer estar en cinta en poco tiempo, pero no se puede utilizar durante el embarazo. Posee efectos secundarios, entre ellos, las náuseas, vómitos, depresión y dificultades para respirar.
  • Trasplante de hígado: Si al final tu hígado termina muy dañado, un trasplante hepático puede ser una opción para solucionar el problema. Durante este proceso, el doctor removerá el hígado dañado y lo cambiará por uno que este sano. La mayoría de los hígados donados son de donantes que han muerto, y otra pequeña porción de ellos son de donantes vivos que dan parte de sus hígados.

Remedios caseros para la hepatitis B

  • Regaliz: Esta es una de las herramientas más eficaces para tratar y pelear la hepatitis B y C, ya que trabaja como un gran antioxidante. Podrás prepararla de manera efectiva con una infusión de 25 gramos de la raíz del regaliz en un litro de agua caliente.
  • Remolacha: La remolacha aumenta la regeneración de las células del hígado, por lo cual es recomendable comerla junto con demás frutas y verduras. Aunque la combinación eficaz más conocida es la de remolacha con jugo de limón.
  • Cerveza: La cerveza también puede ser una gran aliada para desinflamar el hígado y también tratar algunos de los síntomas de la hepatitis, pero para ello es vital consumir levadura de cerveza. Es por eso que deberías de tomar una taza de leche descremada y añadir 2 cucharaditas de levadura de cerveza.

Preguntas frecuentes

  • ¿Se puede donar otra vez sangre si tuve hepatitis alguna vez?: Si padeciste de la enfermedad de la hepatitis, y aun así te curaste de la misma, la legislación española de la salud no lo permite.
  • ¿Podría volver a pasar por la hepatitis?: No se puede tener por segunda vez una enfermedad como la hepatitis A o B después de su curación clínica, pero si es posible reactivar o contraer nuevamente la hepatitis C.
  • ¿Qué diferencias hallo entre la hepatitis B aguda y la crónica?: El virus y la infección de la enfermedad de la hepatitis B se nota aguda después de los 6 meses de haberse contagiado. Si aun pasado ese tiempo la prueba de infección sale positiva para Hepatitis B, entonces será porque ha entrado en una etapa crónica de la hepatitis B que podría permanecer de por vida.
también te puede interesar  Razones para comer frutas regularmente

¿Cómo prevenir la hepatitis B?

  • Vacunas: Primeramente, lo que considera la organización mundial de la salud es permanecer vacunado contra estas enfermedades y virus para así poder batallarlo y evitarlo en su mayoría, lo que permitirá que, en un 90%, estemos despreocupados de contar la enfermedad.
  • Estilo de vida: Otro factor determinante para prevenir la hepatitis B es llevar un estilo de vida seguro y sano, es por ello que se recomienda contacto con sangre infectada o que no sea nuestra y fluidos corporales infectados como los fluidos vaginales y el semen.
  • Otras maneras de prevención: Mantén en mente, que, aunque las transfusiones de sangre son analizadas, no se asegura completamente que estas estén libres de algún tipo de hepatitis, es por ello, que evitar necesitar de estas sería una buena opción de prevención.

Diagnóstico.

Cuando vayas a recibir un diagnóstico, el médico se asegurará de encontrar síntomas o signos que podrían indicar que poseas el virus, ya sea la piel amarillenta o el dolor abdominal. Otras pruebas que pueden hacerse son las de:

  • Análisis de sangre: En donde se buscará rastro del virus y se determinará si la enfermedad es aguda o crónica, además también poder saber si eres inmune a la enfermedad.
  • Ecografía hepática: También existe un método ecográfico que se llama elastografía transitoria, la cual mostrará la cantidad de daño hepático que exista en el cuerpo del usuario.
  • Biopsia de hígado: Existe la probabilidad de que su médico le pida extraer una pequeña muestra del hígado para así poder hacer análisis del mismo, para así poder saber a grado cabal cual es el daño hepático.

Con esto ya tienes todo lo que necesitas saber para prevenir y evitar el virus de la hepatitis, así que recuerda mantenerte sano y evitar cualquier tipo de infección, vive tranquilo.

Video Explicativo: